Semanario Político de la Tercera Sección

- Lomas de Zamora -

Media sanción para la expropiación del hospital de LLavallol
La Cámara de Senadores bonaerense dio media sanción a la ley de expropiación. El hospital se encuentra administrado por una cooperativa conformada por empleados. De aprobarse la otra media sanción, podrán celebrar contratos con obras sociales.
OTRAS NOTAS DE LOMAS DE ZAMORA
Reunión de los intendentes del ComcosuR
Encuentro de miembros del Foro Hídrico con Intendente
Chau aumentos de tasas
Rossi: "Unos cuantos abrieron los locales cuando Menem no se presentaba al ballotage"

Los miembros de la cooperativa del hospital de Llavallol y muchos de los vecinos que allí se atienden respiraron con tranquilidad y a creer en el esfuerzo que venían haciendo para sostener dicha unidad sanitaria: el miércoles pasado la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires dio media sanción al proyecto de expropiación del hospital. Ahora falta la aprobación de diputados para su sanción definitiva.

El hospital se encuentra entre las calles Deyonar y Antártida Argentina, a siete cuadras de la rotonda de Llavallol y a una cuadra de la ex empresa Bieckert. Hace dos años entró en proceso de quiebra, sus anteriores propietarios lo llevaron a esa situación. Inmediatamente, el personal del nosocomio se organizó y bajo la forma de una cooperativa comenzó a administrarlo. Claro que la situación legal les impedía celebrar acuerdos o contratos con obras sociales. Alrededor de cien personas, entre médicos, enfermeros, personal administrativo y de maestranza, trabajaban allí. Nadie se fue, se quedaron todos para evitar la desaparición del hospital.

De ser aprobada la expropiación, la cooperativa podrá celebrar esos contratos y recuperar el tiempo perdido. Cristina Miño es actualmente la presidenta de la cooperativa y ante este presente de expectativas afirmó a nuestro medio: "Teniendo la ley de expropiación vamos a poder realizar contratos con diferentes obras sociales, por ejemplo con el PAMI. La gente de la zona lo que más quiere es que vuelva el PAMI al hospital. Desde la clínica de Tristán Suárez hasta la Comahue los abuelos no tienen cobertura. Con la expropiación vamos a poder celebrar todo tipo de contratos".

La semana pasada, el senador provincial por la UCR, Pedro Molina, visitó el hospital y luego de la recorrida no le quedaron dudas de que tenía que votar afirmativamente la expropiación. "Ahora nos falta la otra media sanción. El diputado Fernando Navarro dijo que iba a venir a ver el Hospital, yo creo que la gente que viene y ve como estamos trabajando no va a dudar en votar a favor", manifestó Miño.

La presidenta de la cooperativa dejó en claro el esfuerzo realizado por el personal para evitar el cierre del hospital, al afirmar que "en ningún momento el hospital dejó de trabajar, siempre mantuvo las puertas abiertas. Los servicios de cirugía y de terapia intensiva siempre estuvieron habilitados. Desde el momento que se presentó la quiebra nosotros nos mantuvimos en nuestros puestos de trabajo, trabajamos para recuperarlo".

Al ser consultada Cristina Miño sobre el paradero de los anteriores propietarios, contó que "uno de los propietarios vive a tres cuadras del hospital. Cuando nos enteramos de que el hospital presentaba la quiebra no lo dejamos entrar más al edificio. Perdidos por perdidos, decidimos quedarnos en el hospital.

En la caja había tan sólo $17, deudas y el hospital completamente sin medicación, ni siquiera había oxígeno. Como ellos ya sabían que se cerraba, no se preocupaban en comprar nada ni pagar nada. Con la poca cuota social que teníamos fuimos levantándolo. Con la ayuda de algunos vecinos, fábricas de la zona y del delegado municipal, comenzamos a realizar arreglos y pintarlo".

El presente se muestra distinto y en principio promisorio para el hospital de Llavallol. "Ahora tenemos 900 socios, pero cobramos una cuota muy baja, porque la mayoría de nuestros socios son jubilados y gente de bajos recursos. Estos dos años fueron muy duros para nosotros. Esperemos que salga esta ley de expropiación y ver si podemos avanzar", fue el deseo de Cristina Miño.

En la actualidad, el hospital de Llavallol atiende entre 200 y 300 personas diariamente. Tiene todos sus servicios y especialidades en funcionamiento. La aprobación de la ley de expropiación les otorgará un oxígeno que antes no tenían. La semana próxima se reunirá la cámara de diputados bonaerense, los miembros de la cooperativa esperan que el tema se trate y defina allí. Habrá que esperar, sólo queda la mitad del trayecto.

 

 
   Inicio
   Ediciones anteriores
   Contacto
   Publicidad
   Staff
   Cartas de lectores
 
   Secciones
   Región
   Provincia
   Lanús
   Lomas de Zamora
   Alte. Brown
   E. Echeverría
   Ezeiza
   Opinión
   Gremiales
   Entrevistas